La Pulquería, la banda con la personalidad propia que permite ser siempre igual y siempre distinta. Músicos inventándose su camino, fabricando canciones sin más condición que el equilibrio puro entre fuerza y melodía. Temas viajando visceralmente desde los cortes punk más frenéticos a los ritmos anclados entre playas, condimentados con coros a tres voces y líneas de vientos potentes y directas. Juntos desde 2000, sellando un proyecto de vida a fuerza de directos. Su show es enérgico, su energía contagiosa. Sus conciertos son imparables, participativos, agotadores. Porque no hay posibilidad para el descanso.

 

 

Para muchos la definición del mejor directo del país. La Pulquería, en fin, un acopio de canciones que hablan de amor, desamor, vida y muerte.

 

Sus 7 integrantes son:

Huracán Romántica (voz)

Miguel Ángel Escrivá (bajo)

Fede Martín (batería)

Pancho Palomar (guitarra)

Jordi Carreras (guitarra)

Adolfo Navarro (trompeta)

Eloy Suárez (trombón)

 

Como todo tiene un nacimiento, el de La Pulquería coincide con el comienzo de milenio, momento en el que se juntan en un local de ensayo que se convierte en un laboratorio en el que se mezclan distorsión, melodías, y pasajes clásicos de ranchera mexicana consiguiendo un sonido que ya empezaba a esbozarse como propio. Acababa de nacer, amigos y amigas, el Hard Mariachi.

 

Estos primeros movimientos no pasaron desapercibidos para la compañía SONY-BMG con la que acabaron firmando por 3 discos.

 

En el primero, CORRIDOS DE AMOR (julio 2004) se muestra la esencia del hard mariachi que, gracias a su combinación con otros ritmos y estilos, evoluciona a su versión 2.0 más conocida como hard-mariachi-tropi-punk-playero-latino-balcánico-vasilón. Un disco que contagia su mensaje central, las ganas de vivir. Tal que eso.

 

En su segundo cd, C’MON FANDANGO (mayo 2007) un disco que, aunque fiel a su hermano, tiene identidad propia ya que no se limita a repetir la fórmula del primero. Se produce un cambio intencionado y tangible hacia la búsqueda de nuevas vías. La evolución lógica, combinada con las fuentes más rockeras.

 

El tercero fue un CD+DVD grabado en directo recogiendo lo mejor de la banda valenciana y estrenando cuatro nuevas canciones. Se llamó HEY, HO,CHINGÓN! (junio 2008). Allí 17 canciones en el CD y otras tantas en DVD grabadas en los conciertos que La Pulquería ofreció en el castillo de Fuengirola (Málaga) y en la sala Greenspace (Valencia) y que muestran fielmente la descarga de energía que suponen sus directos.

 

La banda continúa su zigzagueante camino musical con su tercer disco de estudio: "Fast Cuisine" (octubre 2010), un menú de tres platos. La gran diferencia con el resto de sus discos es la absoluta y total auto-producción. Por eso es el trabajo que supuso mayor inversión de esfuerzo y energía. Para su consecución peregrinaron a Argentina. Contaron con la

colaboración en la producción de la mítica banda Bersuit Bergarabat. Bajo la batuta de Osqui Rigui y Pepe Céspedes, la grabación tuvo lugar en el que es su bastión musical: el estudio de grabación Del Cielito, una leyenda viva del rock argentino. La variedad de matices armónicos que aportaron enriqueció el esqueleto musical.

 

La gira del Fast Cuisine duraría dos años más. Con los precedentes, un sumatoria de más de 400 conciertos por toda la geografía nacional, y exportaciones del show en México, Estados Unidos, Francia, Suiza, Alemania.

 

Y en octubre de 2012, de un día para otro, la disrupción en plena vida, La Pulquería cesó su actividad para coger aire. Este parón indefinido duraría dos años...

 

En verano de 2014 la banda visceral se reúne otra vez con motivo de la conmemoración del décimo aniversario de su primer y más importante disco, “Corridos de amor”. De esa reunión sale un nuevo destino: volverían para hacer una gira por ciudades que son capitales en sus almas. Después de agotar las entradas en todas las paradas de la gira, fueros varios los

festivales que decidieron sumarse a los fastos conmemorativos en España, Francia, Italia y Alemania.

 

Tras constatar la fidelidad de su masa de seguidores, La Pulquería decide encerrarse en el estudio de grabación para componer su cuarto disco de estudio y así complacer las inumerables peticiones de continuidad de estos traficantes de emociones. Será en Junio de 2016 cuando vea la luz la primera entrega del nuevo trabajo que supondrá una nueva dosis

de combustible para sus fans.

 

La Pulquería vuelve más fuerte que nunca, y esta vez, lo hace para quedarse.

 

<<inicio<<


E-mail

Cómo llegar