Bachar Mar-Khalifé es un cantante, compositor y multiinstrumentista franco-libanés. Hijo de Marcel Khalifé (artista de la Unesco para la Paz) y hermano de Rami Khalifé (componente del proyecto techno-clásico Aufgang que lidera Francesco Tristano), dejó el Líbano a los seis años para instalarse en Francia. Obtuvo su diploma en el Conservatorio de París, que le permitió trabajar después con directores de orquesta de la talla de Lorin Maazel o James Gaffigan, así como con la Orquesta Nacional de Francia o el prestigioso Ensemble Intercontemporain. Ha colaborado con numerosos proyectos de jazz, música electrónica o hip hop con importantes artistas como Bojan Z, Carl Craig (uno de los grandes nombres del Detroit techno), Francesco Tristano, Murcof o Kery James.

A su nombre, Bachar ha grabado tres álbumes para el sello de culto InFiné: “Oil Slick” (2010), “Who´s gonna get the ball…” (2012) y el reciente “Ya Balad” (2015), un disco que rezuma sensibilidad y sensaciones telúricas. “Ya Balad” (¡Oh, país!) es un canto a su tierra de origen, Líbano, a su sol, sus nieves, los limoneros, el jazmín, el vino, los bares, el arak, la carne y el kebbe crudo. Un disco en el que habla de la proximidad a su tierra perdida, de la nostalgia de sus raíces y del olvido que le empuja a la peregrinación. El país mismo ha tomado el camino del exilio, expulsado por la concepción nacionalista de la patria. Los paisajes han sido reemplazados por el mapa, el horizonte por las fronteras, el canto por el himno nacional, la verdad de la voz por la impostura de los clarines. De ahí el drama de un país que se sitúa en la encrucijada de las civilizaciones, pero que es incapaz de retener a sus hijos.

La música de Bachar Mar-Khalifé, de una sutileza extrema, se puede escuchar, además de en sus discos, en las bandas sonoras que ha hecho para filmes de Pia Marais o Hicham Ayouch. Una música, la de este gran artista francolibanés, de la que se ha dicho que “es un conjunto de vibrantes piezas de música contemporánea que sigue sus propias reglas y desafía continuamente cualquier tipo de clasificación”. O también que “entreteje jazz, Oriente y experimentación electrónica, inventando una música tan vanguardista como singular”.

Formación:
Bachar Mar-Khalifé: piano y voz
Aleksander Angelov: bajo
Dogan Poyraz: batería

 

<<inicio<<


E-mail

Cómo llegar